Dan y su mujer, Mary, tienen una segunda residencia en la montaña. La aprovechan para desconectar, pintar y pasar el rato en familia. El problema llega cuando Dan empieza a ver seres malignos que le despiertan de noche. Desesperado, decide ponerse en manos de un profesional y finalmente encuentra a Os, un exorcista “graduado”. Aunque Mary no lo ve del mismo modo, Dan se encierra un fin de semana con Os para intentar exorcizar la casa. Pero poco a poco descubrirá que Os es un personaje tan peculiar como los fantasmas que habitan la casa.
 
Carson Mell nos sirve un divertimento low cost que consigue exactamente aquello que pretende: entretener, hacer reír y provocar algún susto de infarto en el espectador. Mell demuestra en su primer largometraje que con (muy) poco dinero y una buena dirección de actores se puede conseguir exactamente aquello que buscas.

 

2016 – South by Southwest Film Festival

2016 – Seattle International Film Festival

2016 – Fantasia International Film Festival