Un  hombre  se  levanta  de  la  cama  y  descubre  que  alguien  le  ha  roto  los  cristales  de  casa.  Sale  al exterior  y  ve  un  rastro  de  huellas  que  sigue,  dispuesto  a  tomarse  la  justicia  por  su  mano.  Pero  la  aventura  no será tan sencilla como él pensaba, ni la solución al problema tan fácil.