Situado en el bosque a las afueras de los Grand Rapids, Michigan, el Camp ALEC es un campamento para niños que no hablan.