Opening Night

Opening Night

Escribir algo nuevo sobre Cassavetes es tarea complicada. De él se ha dicho casi todo. Actor, director, productor, guionista, un autor total considerado como uno de los padres cinematográficos del Cine Independiente USA.

Estamos de acuerdo. Pero personalmente matizaría y añadiría algo. Veamos, el cine Indie es asociado a su persona. Su sorprendente ópera prima, Shadows (1959), es relacionada como el punto de partida de otra clase de cine. Y en efecto, así es. Pero sobre todo hay que destacar a Cassavetes por realizar un cine diferente al que se había hecho hasta ahora. No es descabellado afirmar que el director neoyorquino es el germen del nuevo cine americano. Un tipo independiente pero también con ambición. Le gustaba ser considerado tanto artísticamente como en la taquilla. Por ejemplo, en la película que ahora comentaremos, modificó el estreno para que entrara en la carrera de los Oscars.

Hecho el matiz, añado: Cassavetes fue un director muy valiente, que arriesgó todo, incluido su patrimonio personal por hacer cine. Pocas veces el Cine y la Vida estuvieron tan unidos.

OPENING NIGHT (NOCHE DE ESTRENO). 1977

Director: John Cassavetes
Guión: John Cassavetes
Reparto: Gena Rowlands, Ben Gazzara, John Cassavetes, Joan Blondell, Paul Stewart.

Opening_Night_Noche_de_estreno-734650347-large

Doce películas como director, todas ellas estupendas en mayor o menor medida, pero si tengo que elegir me quedo con esta. Su mejor obra. Un drama difícil, complejo, excesivo y visceral, lleno de pasión y dolor que te agarra y te sumerge entre bastidores, en las mismas entrañas de esta magnífica película.

Opening Night es uno de las mejores películas acerca del teatro y de los actores. Con temas capitales y tan angustiosos como el paso del tiempo, el envejecimiento, el deterioro físico y espiritual del cuerpo, la ansiedad y sobre todo uno principal, la temida soledad.

La vida de estos actores gira en torno a la edad. Sus alegrías y sus tristezas son acompañadas por el puñetero e inexorable paso del tiempo que a todos nos incomoda. Cassavetes podría haber optado por la tan recurrida nostalgia pero nada que ver. No hay nada tópico, ni lamentos ni echar la vista atrás en busca del pasado. Es la vida amigos, el día a día de unos seres que deambulan por ella con sus problemas y sus amargas alegrías.

Esta particular Noche de Estreno es uno de los mejores ejemplos de fusión entre vida y cine, realidad y ficción, o al contrario. En la película entramos bruscamente y a medida que vamos viéndola cada vez nos damos más cuenta que hay mucho, pero mucho de la vida real del director y la actriz.

opening night

Las películas de Cassavetes son pedazos de vida que requieren sacrificios como por ejemplo medio arruinarse en el proyecto. Esta película se tuvo que parar a mitad de rodaje por problemas de financiación que fueron resueltos al actuar el propio director en una serie de tv para conseguir esos dólares que hacían falta.

Y si a todo ese trabajo y empeño le añadimos el fracaso total de público en las salas, el mérito de Cassavetes de continuar en su empeño de hacer cine es realmente encomiable.

Pero cruzando el charco y en nuestra Europa el resultado fue totalmente distinto, encontró el éxito. En el Festival de Berlín fue todo un bombazo, la crítica se rendía ante el director, su musa y su película. Cassavetes y el alma de sus dos directores preferidos Bergman y Capra, encontraban refugio en la nueva ola europea.

Como anécdota, cabe destacar que en un primer montaje la película vista por una serie de críticos americanos fue todo alabanzas. Pero habían dado con un tipo difícil y complicado. Cassavetes no quería eso, no deseaba ofrecer al mundo la gran película perfecta y deshizo bastante de lo que había realizado. Un nuevo montaje, nuevas escenas y un nuevo y más ambiguo final fue la culminación de su obra, una imperfecta obra maestra.

Opening Night es una película sobre los sueños y las frustraciones, sobre el alcohol y sobre la noche. Con un color especial en donde sobresale el intenso y maravilloso rojo.

Rodada de una manera precisa, con una planificación perfecta y también con un caos y una improvisación que la hace todavía más espléndida si cabe.

Para ello Cassavetes contó con los suyos, con un puñado de actores soberbios, muy físicos y muy reales, que se desnudan en cuerpo y alma ante la cámara, tratados por la cámara con un amor excepcional y en donde sobresale la figura de Gena Rowlands ofreciendo uno de los mejores y más complejos retratos femeninos que nos ha regalado el cine.

noche-de-estreno-1

Como realizador Cassavetes era muy novedoso y destacable. Con su particular método de trabajo lo mismo nos encontramos con sus geniales primeros planos queriendo mostrar el más puro desgarrador sentimiento, como asistimos a una extraña escena detrás de las cabezas de los actores. Un director muy influyente y admirado para muchos nuevos directores. Un ejemplo, nuestro gran Almodóvar y su particular homenaje en la espléndida Todo sobre mi madre.

Opening Night es dura, sí, pero también tiene su particular optimismo. Cassavetes creía firmemente en los sentimientos y en la búsqueda de ellos para salir adelante, para superar cualquier adversidad. Al igual que la exaltación de la figura de la familia, un tema muy recurrente en toda su obra. Tal vez en todos estos valores reside su verdadero sueño americano.

Si alguno todavía desconoce su obra, esta película es muy recomendable para entender la figura de un autor clave en el cine norteamericano. Ya desde sus estupendos títulos de crédito nos atrapa para zarandearnos y removernos durante todo el metraje, tal vez excesivo, pero muy grande. Una Noche de Estreno para recordar.

Antonio GM - Ciudadano Noodles

Latest posts by Antonio GM - Ciudadano Noodles (see all)

No Comments

Post A Comment